El medio La Gaceta publicó este fin de semana un artículo sobre la larga época de prosperidad vivida en Saelices El Chico, en Salamanca, por la explotación minera de uranio de la empresa Enusa.

Los residentes de este municipio recuerdan con nostalgia los tiempos en los que la explotación minera de uranio trajo consigo la mayor bonanza económica vivida en los últimos años: “fue una gran oportunidad porque era un trabajo que te permitía tener un sueldo más que digno al mismo tiempo que podías mantener la explotación ganadera o agrícola”.

Durante décadas aumentaron el empleo y la población, los sueldos, las ayudas al Ayuntamiento y, en definitiva, la prosperidad. La mina fue un trampolín para Saelices El Chico, mejorando la calidad de vida de sus habitantes y rebajando los niveles de despoblación como pocas otras iniciativas pueden hacerlo.

Ahora, sin la mina, la localidad ha visto su población reducirse a tan sólo una sexta parte de lo que era. Las familias de la localidad hablan de ello con añoranza: fue una oportunidad muy buena para el pueblo y cuentan cómo, incluso con la mina cerrada, la compañía ha colaborado en distintas aportaciones a la comunidad, como por ejemplo la rehabilitación de la iglesia: “ya se había puesto en marcha el cierre de la explotación, pero aun así las ayudas económicas de la compañía minera siguieron llegando, en menor medida, pero importantes”.

El medio afirma que la distancia que separa el núcleo urbano de Saelices con la antigua mina mantiene a día de hoy la misma fisonomía en los terrenos, con fincas dedicadas en su mayor parte a la cría de ganado; y que los trabajos de restauración y recuperación medioambiental continúan desde el mismo cierre de la mina.

La explotación minera en Retortillo

Los vecinos de Saelices miran ahora con admiración agridulce los proyectos que se están desarrollando en Retortillo y otras comunidades cercanas, recordando todo lo que estos mismos cambios supusieron en su momento para ellos.

El Proyecto Salamanca supone la creación de 450 empleos directos y 2.000 indirectos, un paso firme para comenzar a insuflar vitalidad a la comunidad que lo acoge y luchar contra la despoblación. Un paso firme hacia la prosperidad que ya empieza a llegar.

¿Quieres conocer más datos interesantes sobre la Mina de Salamanca? Sigue atento a nuestro blog.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor navegación, mostrándole un contenido adecuado a sus intereses. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información consultando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies